17 de marzo de 2017
Instituto Gestar

17 de marzo de 1953: inicio de cursos en la Universidad Obrera Nacional

La creación de la Universidad Obrera Nacional (100UON) es quizás uno de los principales logros de las primeras dos presidencias de Juan Domingo Perón (1001946-1955) en materia de Educación. No sólo por la creación de una nueva institución de educación superior con amplio sentido social y federal, sino por el significado cultural: la postergada clase obrera y sus familias podrían ir a la Universidad de forma totalmente gratuita y con horarios adecuados a su rutina laboral. El discurso inaugural de los primeros cursos de la UON y la posterior clase magistral que brindó Juan Domingo Perón el 17 de marzo de 1953 dejaban claros los objetivos de esta trascendental política:

"No queremos universidades para formar charlatanes y generalizadores. No queremos escuelas para formar hombres que les digan a los demás cómo hay que hacer las cosas sino hombres que sepan hacer por sí las cosas (100…) y para esto hay que tener manos de trabajador y vivir con olor a aceite de las máquinas”. (1001)

Para entender lo complejo e innovador que significó este hecho histórico es conveniente hacer un breve recorrido histórico a partir del 3 de juniode 1944, año en que el Decreto 14.538/44 creó la Comisión Nacional de Aprendizaje y Orientación Profesional (100CNAOP), así como también repasar algunas medidas que tomó el primer gobierno peronista en cuanto a la Educación Técnico Profesional. La CNAOP era un órgano de carácter autárquico que a nivel Ejecutivo interactuaría con la Secretaría de Trabajo y Previsión de la Nación, por entonces a cargo de Juan Domingo Perón. Además de la creación de la Comisión y de la implementación de las denominadas Escuelas Fábrica (100que luego terminarían siendo un emblema del peronismo), su objetivo principal era centralizar la acción estatal en la formación del obrero, así como también supervisar el trabajo de los menores de entre 14 y 18 años, que eran divididos en tres niveles: aprendiz, menor ayudante obrero y menor instruido, grados otorgados según el nivel de capacitación que alcanzaran. Las escuelas fábrica, por su parte, eran toda una novedad: miles de jóvenes aprendiendo oficios mientras recibían no sólo todos los útiles y herramientas (100incluyendo ropa de trabajo) necesarias para sus cursos, si no también disfrutando del desayuno y el almuerzo de forma gratuita.

Ya con Perón en la Presidencia de la Nación, la ley 12.921 del año 1946 jerarquizó al decreto 14.538/44 y a sus complementarios, otorgándole mayor importancia a la formación obrera y al desarrollo de la educación técnica. Por otro lado, el gobierno peronista creó a poco de asumir, el Nuevo Consejo Nacional de Educación bajo la órbita del Ministerio de Instrucción Pública. El nuevo órgano contaba con tres secciones: Enseñanza Primaria, Enseñanza Secundaria y Enseñanza Técnica, poniendo a esta última en un lugar de importancia nunca antes otorgado. A su vez, retomando una idea expuesta en el Primer Plan Quinquenal, el decreto 19379/48 unificaría  a todas las escuelas que tenían algún tipo de formación técnica que existían hasta el momento buscando eliminar la dispersión a nivel nacional que había en este tipo de educación. De esta manera las Escuelas de Artes y Oficios, las Escuelas Técnicas de Oficios y las Escuelas Industriales pasarían a llamarse todas Escuelas Industriales de la Nación.

La Universidad Obrera Nacional, por su parte, fue finalmente creada por la ley 13.229 (100sancionada el 19 de agosto de 1948) aunque abriría finalmente sus puertas en marzo de 1953 con la inauguración formal de los cursos en el edificio ubicado en la sede porteña de la calle Medrano 851.Pero eso no fue todo: en una demostración de profundo federalismo educativo, durante el mismo año comienzan los cursos en las sedes de Córdoba, Mendoza, Rosario y Santa Fé. En 1954 se inauguran las sedes de Bahía Blanca, La Plata, Tucumán, mientras que finalmente la sede de Avellaneda  se inaugurará durante el año 1955. La construcción de sedes sería frenada por el golpe de Estado en septiembre de ese mismo año, aunque retomada más tarde llegando hoy en día (100con la denominación de Universidad Tecnológica Nacional) a 29 sedes Regionales en todo el país.

Para acceder a los cursos de la UON, los aspirantes debían ser egresados de las escuelas de formación obrera o “Escuelas Fábrica” bajo la órbita de la CNAOP, pudiendo también ser egresados de las Escuelas Industriales de la Nación. Adicionalmente, debían certificar su condición de trabajador mediante un certificado otorgado por la Confederación General del Trabajo. Su rector durante el primer período peronista fue el dirigente sindical Cecilio Conditi, dirigente de la Asociación de Trabajadores del Estado y egresado de la Escuela Sindical de la CGT.

El perfil que el peronismo le quería dar a esta Institución era el de formar “Ingenieros de Fábrica”, una figura académica enfocada en la producción que había quedado relegada ante la orientación científico-académica que la Universidad de Buenos Aires le había impreso a sus carreras de Ingeniería. Los planes de estudio, por su parte, abarcaban entre 5 y 6 años y las clases se desarrollaban en el horario de entre las 19:15 y las 22:30, en una clara muestra de consideración de los horarios de jornada laboral de los trabajadores. Hasta entonces, se hacía muy difícil para un obrero poder estudiar en el nivel universitario ya que, por ejemplo en la UBA, las carreras se cursaban en buena parte en horario diurno. Aún cuando la Universidad ya era gratuita gracias al decreto 29.377/49 de gratuidad universitaria firmado por Perón, este tipo de obstáculos hacían que la educación universitaria fuese casi una utopía para la masa trabajadora.

Los excelentes resultados de los primeros años de la Universidad Obrera Nacional quedan a la vista en el siguiente gráfico:

Cantidad de alumnos inscriptos UON 1953-1955

Fuente: https://www.frbb.utn.edu.ar

En una clara muestra de éxito en cuanto a la idea de crear este tipo de establecimiento, observamos que la cantidad de alumnos inscriptos aumentó un 46,6% entre 1953 y 1955, mientras que el total de alumnos prácticamente se triplicó durante el mismo período. Quedaba claro que los trabajadores realmente querían superarse y alcanzar una mejor situación académica.

Lamentablemente, los vaivenes de la historia argentina hicieron que el Golpe de Estado de 1955 derrocara al gobierno peronista y por ende le quitaran a la UON (100por considerarla una universidad cercana a la administración depuesta) el protagonismo y los tiempos de bonanza económica. Terminaba así un período en el que el Estado Nacional como regulador de la educación técnica había obtenido resultados positivos palpables: una nueva universidad obrera y la creación de 298 escuelas fábrica y escuelas granja en todo el país, entre otros. Sin embargo, la asfixia económica a la que fue sometida por la Dictadura de Aramburu y Rojas no logró borrarla del mapa educativo argentino, y afortunadamente en los años posteriores la ahora Universidad Tecnológica Nacional (100el nombre fue cambiado durante el Gobierno de Arturo Frondizi) goza de una mejor salud. Es por ello que desde GESTAR nos parece apropiado recordar el hecho político que permitió (100y permite) formar en la actualidad a miles de Ingenieros a lo largo y ancho del país.

 

Notas

1- Juan Domingo Perón, discurso de inauguración de cursos de la UON, 17 de marzo de 1953.

© 2010 - 2022 Gestar. Todos los derechos reservados.