9 de junio de 2012
Instituto Gestar

A 56 años de los fusilamientos de José León Suárez

Una parte de los asesinados fue fusilada en Lanús casi de inmediato, fueron ejecutados simulando un fusilamiento que a la postre demostró no llevarse a cabo y con los cuerpos de las víctimas con tiros de gracia. Cinco fueron fusilados por la espalda en José León Suárez. Hubo más asesinatos e intentos de secuestros. El 12 de junio, en la Penitenciaria Nacional ubicada en donde actualmente se emplaza al parque Las Heras de la Ciudad de Buenos Aires, es fusilado el General Valle.

La reconstrucción de los hechos solo vio la luz con la publicación del libro de Rodolfo Walsh “Operación Masacre” en 1977, fruto de una investigación realizada en la última y más sangrienta dictadura militar en Argentina. Es allí donde se conocen los acontecimientos que llevaron a la muerte a cinco civiles en los basurales de José León Suárez, hito con el cual es conocida esta ilegalidad cometida por la decisión de Aramburu y Rojas.

La intención de Valle y Tanco quedó manifestada en una proclama “al pueblo de la Nación”, que al ser repasada, no solo demuestra una lectura de ese momento, sino un antecedente de visión política de estos generales patriotas que se adelantaron a los tiempos y presagiaron lo que sería el Terrorismo de Estado en su máxima expresión en nuestro país. A continuación presentamos dos fragmentos:

“(100…) declaramos solemnemente que no nos guía otro propósito que el de restablecer la soberanía popular, esencia de nuestras instituciones democráticas, y arrancar a la Nación del caos y la anarquía a que ha sido llevada por una minoría despótica encaramada y sostenida por el terror y la violencia en el poder.”

“Conscientes de nuestra responsabilidad ante la historia, comprendemos que nuestra decisión es el único camino que nos queda para impedir el aniquilamiento de la República en una lucha estéril y sangrienta entre hermanos, cada día más inevitable e inminente…”

Lamentablemente, la historia marca que estaban acertados en su apreciación. Por años en Argentina estos hechos fueron ocultados y solo el aporte de Walsh documentó los acontecimientos.

A 56 años recordar estos hechos nos permiten ejercitar la memoria, tener presentes a los héroes olvidados muchas veces por la historia y de ese modo rendirles homenaje. En 2007 Néstor Kirchner recibió en la Casa Rosada a uno de los sobrevivientes de los fusilamientos de José León Suárez, Carlos Livraga, quien, gracias a sus testimonios, permitió la reconstrucción de la masacre.

Pablo Salinas

© 2010 - 2022 Gestar. Todos los derechos reservados.