17 de diciembre de 2010
Instituto Gestar

Cristina abogó por el pronto ingreso de Venezuela al Mercosur

“Cerraría la ecuación energética de la América del Sur, además de incorporar a un país hermano que ha trabajado mucho y ha sido muy generoso con los países de la región, con una generosidad que no hemos encontrado desde fuera”, expresó, agradecida,la jefa del Estado.

Aseveró que la incorporación de Venezuela además ayudaría a “consolidarnos en uno de los frentes más importantes que estamos viviendo, que es el energético”.

Preciso que la Argentina en particular está trabajando mucho en la diversificación de la matriz energética, con el uso de energía atómica e hidroeléctrica, por ejemplo. Pero “sabemos que la sustitución de los combustibles fósiles no será inmediata ni absoluta. En los próximos 10 o 20 años vamos a sostener con fósiles nuestro crecimiento”, explicó la mandataria.

El ingreso de Venezuela al bloque regional está demorado por la falta de aprobación por parte del Senado paraguayo. A partir de esta cumbre del Mercosur, el Paraguay, con Lugo a la cabeza, asume la presidencia pro témpore del bloque regional.

Modelo del Sur

Al tomar la palabra, luego de la intervención del presidente Lula, Cristina Fernández convocó a asumir la globalización “desde nuestra propia visión”.

“Siempre se nos refregaron por la cara otros modelos de integración, por una tendencia de cierto elitismo en nuestros países, en considerar este espacio como algo menor e inviable”, señaló la presidenta.

Pero, sostuvo que las cifras que aportó el presidente brasileño y las que indica la CEPAL, dan cuenta de un fuerte crecimiento, aunque aún existan “brechas de inequidad importantes, pero con grandes esfuerzos de los gobiernos, sobre todo en los últimos años, para que el crecimiento económico permita un fuerte mercado interno”.

Cristina puntualizó que fue la fortaleza de los mercados internos de los países de la región lo que permitió a estos países sortear “una de las crisis más importantes a nivel global desde 1930”.

Reivindicó los logros del Mercosur y aseveró que se debe seguir caminando hacia una asociación estratégica. “No tenemos una política de donativos, en relación a otras regiones favorecidas. Al contrario, estamos en una integración estratégica que se materializa en una asociación”, señaló.

Más adelante, la Presidenta de la Nación recordó que fue en la zona del Iguazú donde se puso fin a una hipótesis absurda que hablaba de un supuesto enfrentamiento entre Argentina y Brasil.

“Fue fomentada, utilizando la mediocridad interna, desde lugares más lejanos para impedir un desarrollo autónomo y razonable de la región”, manifestó Cristina. Y convocó a los “americanos del sur” a ser “suficientemente inteligentes para no volver a caer en ninguna de las trampas que nuestros países cayeron en los 200 años de historia, haciendo divisiones y enfrentamientos”.

La Presidenta expresó que a la consigna de “divide y reinarás, que nos fue impuesta desde afuera” hay que contraponer la de “unir y gobernar”.

Explicó que ese es el modelo que han adoptado quienes “tenemos el mandato popular de gobernar nuestros países”.

Reconocimiento al género

Ante el inminente fin del mandato de Luiz Inacio da Silva, de la presidencia de Brasil, la presidenta argentina expresó finalmente un “hasta pronto al compañero Lula y hola a Dilma, a quien estamos esperando con mucho afecto”.

Valoró el amor que las mujeres ponen a los conflictos que ocurren en las contiendas políticas y criticó que se las incluya siempre en responsabilidades menores, “somos bien vistas de samaritanas”, criticó. Cristina formuló un reconocimiento al género femenino y valoró la inminente llegada al poder de Dilma Rousseff, el próximo 1° de enero.

Acto seguido, Lula tomó la palabra y expresó que la Presidenta y la sociedad también ha hecho un reconocimiento a las mujeres e ilustró recordando que Bachelet en Chile dejó el gobierno con un 80% de aprobación a su gestión y “usted, según las encuestas, está en un 70%”.

© 2010 - 2022 Gestar. Todos los derechos reservados.