10 de junio de 2015
Instituto Gestar

DERECHOS DEL SIGLO XXI: PERSPECTIVAS PARA UN NUEVO DESARROLLO SOCIAL

Las políticas para el desarrollo social deben acompañar a las políticas de generación de empleo. Desde el punto de vista del pensamiento peronista, el trabajo es el valor primordial, porque es un derecho de primer orden y el eje central para la integración social. Nuestro deseo es que cada familia argentina tenga un ingreso producto de su trabajo y que pueda progresar a partir de su esfuerzo.

Desarrollo social es acompañar al trabajo con políticas activas en educación, salud y cultura. Para eso, es necesario que el Estado tenga iniciativa para desarrollar socialmente el capital humano y emprendedor, articulando eficientemente la relación entre los individuos, la comunidad y las instituciones.

En la actualidad, asistimos a un retroceso en la política de desarrollo social y de los derechos humanos elementales que toda sociedad necesita para forjar su progreso. Este presente puede resumirse en una sencilla hipótesis de partida: el presidente Macri gobierna de manera ineficiente y para pocos.

Lo que se necesita es construir una sociedad con menos desigualdad. No coincidimos con el discurso del macrismo, basado en la meritocracia y el individualismo. Creemos, en cambio, en un nuevo paradigma que trabaje por los derechos básicos de todos los argentinos y que avance en las nuevas demandas que nos impone el nuevo siglo.
Proponemos, por lo tanto, un trabajo en conjunto, con los municipios y los intendentes, con los referentes territoriales que conocen la realidad de sus barrios, con cada familia argentina, con las PyMEs y las cooperativas, para que nadie quede afuera del camino del trabajo y del desarrollo.

Leé el documento completo.

© 2010 - 2022 Gestar. Todos los derechos reservados.