1 de marzo de 2012
Instituto Gestar

El Estado de la Nación

La tristeza por la tragedia ferroviaria de Once, el enojo por el capricho infantil de Mauricio Macri de devolver el Subte, la enorme emoción en el reconocimiento de la labor del juez Baltasar Garzón en la defensa de los derechos humanos universales y el recuerdo de Néstor Kirchner, tiñeron de emotividad un discurso superlativo.

Defendió el modelo con la imbatible precisión de los números, dijo que la Nación “sigue protagonizando desde el 2003 uno de los crecimientos más vigorosos de los que se tenga memoria», citando cifras del FMI que ubican al país como la tercera economía con mayor crecimiento del mundo en el período 2003 al 2011, sólo superada por China e India. “El PBI medido en términos de paridad del poder adquisitivo en el 2003 fue de 8.797 dólares, hoy es de 17.376”, ubicando hoy a la Argentina en el número 25 en el mundo.

Informó que las exportaciones crecieron exponencialmente y que la manufactura de origen agropecuario fue superada por la manufactura industrial, mencionando que Argentina fue el único país de la región que, en un contexto de altos precios de las commodities, no reprimarizó sus exportaciones.

Hizo referencia a la inclusión social, garantizada por las mejoras salariales y la ampliación del sistema previsional, sobre el cual remarcó que “Argentina tiene la mayor cobertura previsional del continente americano”. Como prueba de ello, explicó que 95% de las personas en condiciones de jubilarse cuenta con un haber jubilatorio, con aumentos que han pasado de 150 a 1.658 pesos, destacando que en el 2011 la ANSES y su inversión representan el 10% del PBI.

También se brindaron cifras y explicaciones de talladas sobre el crecimiento industrial y agropecuario, el nivel de inversión, el estado de la infraestructura, la explosión del sector turístico, el sistema de salud y educación, y el transporte terrestre, fluvial y aéreo, entre otros. 

Sin embargo, lo más notable del discurso fueron las definiciones políticas que, dado el fuerte liderazgo que tiene hoy la Presidenta de la República, marcarán seguramente la agenda pública del año. Aquí, se destacan definiciones acerca de tomar todas las decisiones que sean necesarias respecto a la emergencia ferroviaria, de impulsar el cambio en la carta orgánica del Banco Central y de abrir la negociación para que existan vuelos entre Buenos Aires y las Islas Malvinas.

Estas definiciones marcan un rumbo de responsabilidad, de avance en las transformaciones necesarias y de visión de futuro, respecto a los desafíos principales que tiene hoy nuestra querida Nación. Este fue el rumbo apoyado mayoritariamente por el electorado en octubre del 2011, y que no está siendo defraudado.

Roberto Arias

@RobertoJArias

© 2010 - 2022 Gestar. Todos los derechos reservados.