8 de junio de 2012
Instituto Gestar

El Intercambio Comercial Sur-Sur

 

A pesar de los informes meteorológicos que le dan todo el crédito al «viento de cola», un dato no menor es que en el año 2011 las manufacturas de origen industrial constituyeron el principal rubro de exportación, por segundo año consecutivo.

De igual modo, nuestras importaciones pasaron de 13,8 mil millones de dólares en el año 2003 a 73,9 mil millones de dólares en el año 2011. Cabe destacar que el 80% de las mercaderías importadas el último año tuvo como destino directa o indirectamente al sector industrial.

Un dato muy importante de esta dinámica de comercio internacional es el resultado positivo que tuvo el saldo comercial a lo largo de todo el periodo bajo análisis. Por el lado de los destinos hubo una decisión estratégica de avanzar en las relaciones políticas y comerciales sur-sur.

En este sentido no fue ajena la creación de la UNASUR, como organismo integrador de la América del Sur, ni tampoco la profundización de la relación con el continente africano, una de las regiones de mayor crecimiento en el comercio internacional, en la última década.

Si analizamos la composición del saldo comercial por destinos, veremos que más del 55% del superávit comercial del año 2011 se explica por las transacciones comerciales mantenidas con el continente africano. Si a esto sumamos la complementariedad que existe entre lo que nuestro país tiene para ofrecer y lo que necesitamos comprar en el exterior, se hace más fácil entender y defender la misión comercial en Angola.

Los alcances de este modelo de crecimiento con inclusión social van más allá del mero intercambio comercial al sostener, entre sus objetivos estratégicos, la generación de mayor valor agregado localmente, la efectiva sustitución de importaciones, la incorporación de desarrollos tecnológicos nacionales. De esta manera se profundiza la relación con los países de forma integral y no sólo como un simple intercambio de bienes.

Es esta política la que nos permite ser actores relevantes en el escenario de las relaciones internacionales, que hoy se construye desde un nuevo paradigma. Nuestra Presidenta lo expresó de esta manera ante la Asamblea Legislativa de Angola: «No estamos ante una época de cambios, estamos ante un cambio de épocas, saber decodificarlo, saber interpretarlo acertadamente, sin mezquindades, sin dobleces, sin cortapisas nos hará acreedores de formar parte de la historia de nuestros pueblos».

Martin Raposo

@martinraposo

© 2010 - 2022 Gestar. Todos los derechos reservados.