12 de abril de 2011
Instituto Gestar

Elecciones en Salta: sin sorpresas

Los adversarios de Urtubey eran el ex Vicegobernador Wayar en 2003 (100a quien Urtubey derrotó en las elecciones de 2007 por escaso margen) y el Diputado Nacional Alfredo Olmedo. Las performances de estos dos candidatos son disímiles: el primero hizo una muy mala elección, dejando mal posicionados a los sectores que lo apoyaron (100incluyendo a los sindicatos); en tanto que el segundo, pese a estar sospechado de permitir el trabajo esclavo en uno de sus negocios privados, se alzó con el 25% del padrón en la primera elección a gobernador en la que se presenta.

El rotundo triunfo de Urtubey, que reconoció abiertamente el respaldo de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, lo consolida muy bien en la provincia y le permite abrigar expectativas para su futuro político a nivel nacional. Esta victoria también se explica por la alianza estratégica que mantiene desde 2007 con distintas fuerzas políticas y porque es clave tener en cuenta el triunfo del Intendente Miguel Isa (100PJ) en Salta Capital, el municipio más poblado de la provincia, con el 50,29% de los votos.

Cuando se analiza la elección en el resto de las categorías (100también se eligió diputado y senador provincial y 59 gobiernos locales), en donde esta alianza no se mantuvo, los resultados de los candidatos de Urtubey fueron menos alentadores. No obstante, la gobernabilidad de Urtubey está asegurada, ya que en la Cámara de Diputados retiene la primera minoría y con el esquema de alianzas consigue mayorías sin problemas; en tanto que en Senadores retiene la mayoría el bloque justicialista.

Sin lugar a dudas la novedad de la elección estuvo dada por la implementación del voto electrónico en algo más del 28% del padrón provincial. Esto permitió que los resultados se empiecen a conocer a media hora de cerrados los comicios, dotando de transparencia y certezas el proceso electoral, una diferencia central con la experiencia reciente de Chubut, en donde aún no se conoce quien es el gobernador para el período 2011-2015.

Analizando la performance de la oposición no peronista, más allá de lo destacado con respecto al candidato Olmedo, claramente se observa que hace tiempo no logra consolidar un esquema convincente para el electorado salteño. Es más, por tomar dos ejemplos, la UCR ha realizado la peor elección de su historia desde el retorno de la democracia (100lo mismo le había sucedido en Chubut) con solo el 1,70% de los votos; en tanto que la Coalición Cívica solo obtuvo el 0,89% de los votos. Estos resultados deben ser tenidos muy en cuenta de cara a las próximas elecciones presidenciales.

En definitiva, estas elecciones vuelven a mostrar que las preferencias de los electores se siguen volcando hacia los candidatos del proyecto nacional comenzado en 2003 y que las expectativas para una posible reelección de Cristina Fernández de Kirchner son muy alentadoras: los dos exponentes del peronismo alineado con el gobierno nacional obtuvieron más del 66% de los votos.

Pablo Javier Salinas

Analista Gestar

Twitter: @SalinasPabloJ

© 2010 - 2022 Gestar. Todos los derechos reservados.