14 de marzo de 2011
Instituto Gestar

En Catamarca ganó el proyecto nacional

Mucha agua ha pasado debajo del puente, mucho se ha dicho, pero lo cierto es la contundencia de los resultados: el peronismo luego de 20 años ha recuperado Catamarca. Y la ha recuperado en base al trabajo, porque Lucia Corpacci y Dalmacio Mera recorrieron por meses toda la provincia, convencieron al electorado de que era necesario insertar a Catamarca dentro de la lógica del modelo de transformación nacional y todo ello con capacidad política, sin golpes bajos y con profundas convicciones de que la provincia pueda mirar hacia delante con esperanzas de un futuro mejor.

No es difícil entender las causas que llevaron a este triunfo del Frente para la Victoria: un pueblo cansado de un gobernador que basó sus últimos años de mandato con excusas vanas, mezquindades, con quejas que pretendieron ocultar falta de gestión y con prácticas políticas que sospechosamente no fueron puestas en evidencia por la mayoría de los medios de comunicación. Del otro lado, una Senadora y un Diputado Nacional con resultados concretos por mostrar, con gestiones incansables para lograr que Catamarca obtenga beneficios, se inserte en el modelo nacional y no pierda la oportunidad de obtener el tan ansiado progreso que merece el pueblo catamarqueño.

Desde la letra de “Volver”, el magnífico tango interpretado por Gardel, suele decirse que “veinte años no es nada”, pero para la sociedad de Catamarca han sido demasiado: postergación, retraso, excluidos, falta de trabajo, falta de planificación, en suma, falta de política y falta de transformación. Esta sociedad que miraba al resto de las provincias del NOA con crecimiento, baja del desempleo, acceso a la dignidad; también supo ver que el peronismo no hacía promesas vanas y apuesta al futuro, ya que en la provincia son casi 40.000 los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y hay 24 nuevas escuelas.

Desde diciembre de este año se abrirá un nuevo ciclo en la provincia, con la primera gobernadora mujer y con todo por hacerse. También es claro el mensaje que queda a nivel nacional: el modelo de transformación política iniciado en 2003 tiene el reconocimiento de la mayoría del pueblo y seguramente será acompañado en las urnas el 23 de octubre.

Pablo Javier Salinas

GESTAR

© 2010 - 2022 Gestar. Todos los derechos reservados.