6 de febrero de 2012
Instituto Gestar

Formación política y valores para la transformación social

 

De nada sirve proclamar valores y diseñar políticas públicas si no somos capaces de llevarlas a la práctica de la forma más eficiente posible. Cuidando los recursos del Estado, disminuyendo los tiempos administrativos para agilizar la relación con el ciudadano, dando respuestas concretas a demandas puntuales. Construyendo con cada una de nuestras acciones un Estado ágil e inteligente que logre hacer realidad una sociedad inclusiva, solidaria y sustentable en el largo plazo. Un Estado que dinamice la economía, pero atendiendo en primer lugar a las  necesidades de su gente.

Esta convicción, esta pasión que vemos en los jóvenes debe ser acompañada de formación política, de reflexión, de autocrítica, que nos permitan avanzar hacia modelos de gestión más participativos,  más eficaces y al servicio de la gente. Este momento histórico representa la  convicción y la necesidad de hacernos más fuertes, más responsables para dar el ejemplo, de convencernos de que estamos por la senda correcta, en el lugar indicado, en el momento preciso. Que este es el tiempo y es el lugar. Hoy los jóvenes vuelven a creer que es posible, y es ese convencimiento lo que nos da el poder para cambiar la realidad.

La política y el poder solamente sirven si son capaces de transformar la sociedad, si son capaces de hacer mejores a los hombres y a las mujeres, si sirven para construir un futuro para todos. Solo así, la política y el poder tienen sentido y agregan valor. La formación constante y la profesionalización de la gestión pública son entonces requisitos indispensables de este proceso de transformación.  Esta pasión, este compromiso, esta formación y profesionalización deben estar también acompañadas de valores compartidos que nos guíen, más allá de las diferencias circunstanciales que pudiéramos llegar a tener.

Históricamente el peronismo ha sido un movimiento que cambió a la sociedad argentina, que ha sabido levantar las banderas de la JUSTICIA SOCIAL como nuestro emblema distintivo, nuestro valor más preciado. Aquello por lo que somos peronistas y no otra cosa.

Hoy, la Justicia Social se llama INCLUSIÓN. Porque estamos en un proceso de incorporación de nuevos ciudadanos a los derechos civiles y sociales efectivos. Argentinos y argentinas que habían quedado al margen de la historia, que el modelo neoliberal implementado por la fuerza de la última dictadura militar y continuado por los primeros gobiernos democráticos habían expulsado. Hermanos a los que se les había dicho que no eran sujetos de derechos, a los que se los había privado de una educación de calidad, del derecho a la alimentación, al trabajo, a la seguridad social, a la salud y hasta de un ingreso digno que permitiera un retiro en los años avanzados de la vida. Hoy los estamos incluyendo y por eso les damos la bienvenida.

Debemos aprender a curar las heridas sociales y humanas que nos dejó nuestra historia. Debemos poder entrar todos en el mismo barco. Este debe ser nuestro horizonte para poder hacer una sociedad más sustentable, más igualitaria, más justa, más humana, más solidaria.

No estamos con esto cambiando los valores históricos del peronismo, que siguen siendo los mismos de siempre, sino que estamos actualizándolos en función de la realidad que nos toca hoy vivir. La Argentina que heredamos se hallaba devastada por el modelo de exclusión del neoliberalismo; había sufrido el desmantelamiento de sus fuerzas productivas; debilitadas las estructuras estatales. Era la Argentina de más de 60% de pobreza sobre la población total, con más del 22% de desempleo, un país que se debatía entre el exilio y la abdicación final a los organismos de crédito.

Diez años después, la Argentina está de pie, ha recuperado sus fuerzas, ha incluido a millones de argentinos, invirtiendo fuertemente en salud, educación, ciencia y tecnología. Hoy el proceso de INCLUSIÓN en marcha es lo más valorado por la gente y es la bandera que más compromiso y trabajo nos demanda.

Diego Bossio

Dir. Gral. de GESTAR

*revista GESTAR N°1

© 2010 - 2022 Gestar. Todos los derechos reservados.