19 de marzo de 2021
Instituto Gestar

Formosa: la única verdad es la realidad

Por estos días, que asistimos a la prédica de odio de algunos sectores,
es fundamental poner en valor los hechos por sobre las palabras.


Formosa fue un antiguo Territorio Nacional que
adquirió el status de provincia en 1955 gracias al General Juan Domingo Perón.
Luego de décadas de postergación por ser considerada una zona de posible
conflicto bélico con el Paraguay, la provincia logró una profunda
transformación que cambió su presente y futuro.

Esta transformación fue alcanzada a partir de 3 pilares fundamentales: 1) La
planificación estratégica, 2) una conducción política guiada
por los principios justicialistas
y
consolidada en el tiempo por el voto popular, y
3) el instrumento político y doctrinario clave para
comprender a la provincia: el
Modelo
Formoseño
.

El Modelo Formoseño es el primer proyecto político
de la historia de Formosa gestado en la provincia y
aplicado por los formoseños
y las formoseñas. Al
recuperarse la democracia en 1983, Formosa había tenido apenas 7 años de vida
política institucional autónoma en su historia y casi 100 años en que sus
destinos se digitaban desde Buenos Aires, ya sea por ser territorio nacional o
por los delegados de dictaduras cívico militares. Desde entonces, Formosa
desarrolló sus propias instituciones como provincia argentina, y llegado el año
1995 tuvo por primera vez un proyecto político integral, pensado desde Formosa
y para los formoseños, basado en la doctrina justicialista y en la
búsqueda de la justicia social, la equidad territorial y la
igualdad de oportunidades. El compañero Gildo Insfrán propuso ese nuevo Modelo
de Provincia y fue elegido soberanamente por la comunidad formoseña, con el
objetivo de
cumplir los sueños y anhelos de varias generaciones que
nacieron o eligieron a Formosa como su lugar en el mundo.

En este marco, en todo el territorio de
la provincia de Formosa se desarrollan obras de infraestructura y acciones
concretas en todas las áreas de gobierno. Aquí se desprende otro concepto
fundamental: la equidad territorial.
Esto significa que cualquier formoseño o formoseña debe tener igualdad de
oportunidades al acceso a un conjunto de condiciones materiales, simbólicas y
espirituales, para poder desarrollarse plenamente en
el lugar donde nació o eligió para vivir
. Es decir, situar a todos los
formoseños y formoseñas por encima de una línea
de vida” bajo la cual nadie puede estar, garantizando
así las condiciones básicas para una vida digna desde un Estado presente
.

Con estos principios y valores, el Gobierno de Formosa ha ejecutado
obras de infraestructura a lo largo y ancho de la provincia, tanto en zonas
urbanas como rurales, en comunidades criollas como indígenas. Durante la
gestión del Dr. Gildo Insfrán se construyeron
1.393 escuelas, más de 200 centros de salud y hospitales, más de 13.000
kilómetros de líneas eléctricas de alta, media y baja tensión, más de 2.200
kilómetros de fibra óptica soterrada, más de 2.000 kilómetros de rutas
pavimentadas y 1.354 kilómetros de red de agua
potable, incrementando un 535% la producción
de agua para abastecer a toda la población. Estas
obras permitieron integrar territorialmente una provincia antes partida por las
distancias, la falta de caminos, de conexión y de servicios básicos.

Un pilar
fundamental en este modelo es la salud, cuya atención se organiza por niveles
de complejidad creciente en todo el territorio.
Dentro de las grandes obras
se encuentran el Hospital de Alta Complejidad Presidente Juan Domingo Perón,
inaugurado en 2003. En los últimos años, se destinó una millonaria inversión de
fondos provinciales para el nuevo Polo Sanitario de la Ciudad, habiendo
inaugurado el nuevo Hospital Interdistrital Evita, y teniendo en ejecución los
nuevos hospitales de la Madre y la Mujer, el Pediátrico y el Laboratorio de
Hemoterapia Provincial. El hospital interdistrital Evita hoy está temporalmente
afectado a la atención exclusiva de pacientes con coronavirus que pudiera tener
la provincia. A su vez, el nuevo Centro de Medicina Nuclear cuenta con un grado
de avance del 89% y se transformará en un núcleo sanitario estratégico para
toda la región del NEA y del NOA.


Hospital El Potrillo, Formosa. 

También la educación tiene un
lugar prioritario.
Su relevancia se ve reflejada
tanto en la inversión, con el 21,5% del presupuesto,
como en
las obras de infraestructura
educativa, con la construcción de 1.393 escuelas,
la creación del
Instituto Politécnico Formosa, el Polo Científico y Tecnológico, y el Instituto
Universitario de Formosa. Durante la gestión del Gobernador Insfrán, la
matrícula educativa creció un 46%, destacándose el aumento mayor a 320% en la matrícula de educación superior y la reducción del 19% de la matrícula
primaria, por la eliminación de la sobreedad y la reducción de la repitencia
primaria en más del 75%. Asimismo, a la par de lograr la escolaridad plena del
nivel primario y superar el 92% en el secundario, se duplicó la cantidad de
docentes, mejorando la relación docente alumno y ubicando a Formosa como una de
las mejores en cuanto a los resultados de la última prueba del último Operativo
Nacional de Educación.

Formosa es pionera en el país en materia de
políticas indígenas, partiendo d
el reconocimiento de su  identidad multiétnica y pluricultural en su Constitución Provincial. La sanción de la Ley
Integral Aborigen en 1984, la primera de Argentina con derechos de avanzada, significó el reconocimiento de la personería
jurídica de las comunidades indígenas, de su educación intercultural bilingüe,
de su participación en las políticas públicas en la materia, y en el
reconocimiento de la propiedad comunitaria de sus tierras.

La política indígena integral está presente en la educación, con más de
445 escuelas de modalidad intercultural bilingüe construidas, donde más de
18.400 estudiantes indígenas estudian. El proceso de enseñanza incluye a 719
docentes indígenas capacitados especialmente para trabajar a la par de los
maestros y maestras curriculares. Se trata de los Maestros Especiales de
Modalidad Aborigen (100MEMA), quienes dictan clases en las propias lenguas
originarias que contiene la provincia, que en total son cinco: español,
guaraní, qom, wichí y pilagá.

En el área de salud, existen 3 hospitales y 53 centros de salud en
comunidades indígenas, donde además trabajan enfermeros universitarios
indígenas a la par de más de 110 agentes sanitarios y parteras tradicionales
aborígenes.

En cuanto a las finanzas públicas provinciales, Formosa es una provincia desendeudada y
superavitaria
a partir de una administración responsable de los fondos
públicos.
La política de desendeudamiento,
junto a un superávit fiscal que lleva 19 años y la conformación de un fondo anticíclico, le permiten a la
provincia afrontar situaciones de contingencia sin dejar de atender lo importante. De esta manera, Formosa utiliza sus
recursos para desarrollar la provincia orientando el 18,7% de su presupuesto
para obras de infraestructura, así como el 64,9% en servicios sociales
(100educación, salud, seguridad social, promoción y asistencia social, ciencia y
técnica, trabajo, vivienda, agua potable y saneamiento), mientras que sólo el
0,35% se destina a los servicios de la deuda.

La estrategia productiva de Formosa se basa en la diversificación
apoyando fundamentalmente a los pequeños productores
y sus familias
. En este sentido, el
Programa de Acción Integral para el Pequeño Productor Agropecuario (100PAIPPA),
lanzado en 1996 es otro de los hitos del Modelo Formoseño
. El Estado
provincial articula políticas públicas que le permiten
a los productores paipperos
a través de su producción, sostener
económicamente a sus familias a la vez que abastecen el mercado de alimentos de
Formosa. Desde el inicio del programa, el objetivo fue la producción con
productores, sin embargo en ese momento los productores no eran capaces
siquiera de producir lo necesario para cubrir su
canasta básica
, siendo abastecidos por el Estado a través de cajas
alimentarias. La asistencia se realizaba mientras el Gobierno de la Provincia
desarrollaba políticas públicas que incluían la titularización de miles de
hectáreas de tierra, la construcción de más de 1.800 viviendas rurales, la
entrega de equipamiento, insumos, tecnología y la asistencia técnica a los mas
de 10.000 paipperos. Esto, junto construcción de escuelas, centros de salud,
líneas eléctricas, rutas pavimentadas y manejo de recursos hídricos permite que
estos pequeños productores puedan desarrollar su vida
plenamente
, junto a su familia en sus chacras.

En 2018, anticipando los efectos de la crisis
económica a la que el macrismo llevó a la Argentina, el gobernador Gildo Insfrán lanzó el Plan Alimentario Provincial
Nutrir. A través del mismo, se entregan alimentos sanos, frescos y nutritivos a
17.000 familias vulnerables de la ciudad de Formosa. Dichos alimentos, que se
entregan en forma quincenal, son en su mayoría producidos por paipperos
asociados en cooperativas y consorcios. Quienes
en 1996 debían recibir una caja de alimentos por parte del Estado, son los que
hoy abastecen con más de 7 toneladas de alimentos anuales a un programa provincial
que alimenta a más de 50.000 personas.

Además, el Gobierno de la Provincia adquiere
materia prima de los pequeños productores para la elaboración de productos
elaborados en la empresa estatal Nutrifor,
desde donde se abastecen los comedores escolares de toda la provincia.

También se destaca la creación de FONTEX, un programa de desarrollo
productivo industrial del sector textil, que vincula a más de 770 trabajadores,
agrupados en 55 cooperativas, distribuidas en más de 160 talleres en diversas
localidades. Este proyecto incorpora constantemente maquinaria de última
generación, cuenta con un equipamiento de primer nivel para la realización de
cortes y responde a las altas demandas que ofrece el sector permitiendo mejorar
la calidad laboral y productiva. A través de dicho programa, la provincia
abastece con guardapolvos a todos los estudiantes y docentes de la provincia,
así como con ropa de cama a los hospitales y sanatorios, con uniformes y ropa a
la policía de la provincia. Hasta la fecha, ya se produjeron más de un millón
de prendas.

Formosa se ha transformado profundamente, con equidad territorial,
sustentabilidad ambiental y productiva; guiada por
los principios de la
independencia económica,
la
soberanía política y la justicia
social.
El Modelo
Formoseño tiene en sus raíces la identidad de un pueblo que dejó atrás
históricas postergaciones para sentirse orgulloso de su presente y artífice de
su propio futuro. 

© 2010 - 2022 Gestar. Todos los derechos reservados.