22 de febrero de 2012
Instituto Gestar

Las Malvinas, Argentinas: Clama el viento y ruge el mar

Esta quizás sea la frutilla del postre, pero sobran las muestras acerca de la clara posición que tomaron algunos medios nacionales acerca del conflicto. Están del lado del imperio británico, de los kelpers y en contra del interés nacional.

Recordemos que en febrero del 2010, los presidentes y representantes de 32 países latinoamericanos emitieron una declaración de apoyo al reclamo de Argentina en su disputa con Gran Bretaña. En esa ocasión, se destacó el discurso de Lula que preguntó: «¿Cuál es la explicación geográfica, política o económica para que Inglaterra esté en las Malvinas?» «¿Será por el hecho de que Inglaterra es miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, (100donde) ellos pueden todo y los otros no pueden nada?»

Lo paradójico es que el apoyo que tiene la posición argentina en todos los países de la región, no se refleja en nuestro frente interno. En Argentina, medios de comunicación nacionales, periodistas, “intelectuales” y algunos políticos de la oposición prefieren traicionar los intereses de nuestro país y de nuestra América Latina, con la pérfida intención de herir al gobierno.

Este comportamiento no es nuevo en nuestra historia. Si algo ha caracterizado las luchas políticas en Argentina ha sido que cuando hay un gobierno nacional y popular, los grupos dominantes consideran válido aliarse a países extranjeros (100lo cual es define como traición) para derrotarlo. Ejemplos sobran, pero basta señalar el apoyo local al bloqueo anglo-francés del Río de la Plata, la alianza de Urquiza con Brasil para derrotar a Rosas o la coalición formada por Braden, la Unión Democrática y la prensa conservadora para vencer a Perón en 1946.

Desde mediados del siglo XX, el movimiento peronista es quién mejor expresa mediante su doctrina y su devenir histórico, el interés nacional y popular. Juan Domingo Perón decía primero la patria, luego el movimiento y por último los hombres. Hoy nuevamente tenemos grupos políticos, económicos y mediáticos para quienes lo último es la patria.

Sin embargo, el sentido de Nación está muy arraigado en nuestro pueblo. Como se demostró el 23 de octubre, el pueblo argentino está con Cristina. Porque su gobierno defiende a nuestra patria ante todo. En la protección del trabajo argentino, en las políticas de inclusión social, en el reconocimiento de gestas históricas como la Vuelta de Obligado y, por supuesto, también en la defensa del territorio argentino. Las Malvinas, Argentinas.

Pablo Salinas

@SalinasPabloJ

© 2010 - 2022 Gestar. Todos los derechos reservados.