1 de marzo de 2012
Instituto Gestar

Nada grande se puede hacer desde la tristeza

 

En el año 2003 existían sólo ochenta parques. Hoy esa cantidad asciende a 280 y se encuentran radicados en todo el  país, lo que representa un crecimiento espectacular, más aún si tenemos en cuenta la cantidad de empresas radicadas en ellos, las cuales superan las 7.750. En cuanto a la generación de empleo, el crecimiento fue del 304%, llegando a los 238.300 puestos de trabajo.

Los pilares sobre los que se basó este crecimiento sostenido son, por un lado, el acuerdo que se alcanzó entre todos los sectores de la comunidad local y por el otro, la respuesta de un Estado que se mostró presente y articulado con el sector privado.

La meta de “industrializar la ruralidad”, planteada por la presidenta, va más allá del hecho de agregar valor en origen. La existencia de los parques industriales permite aumentar la industrialización de las materias primas en origen, situación que ayuda a mejorar el arraigo en los pueblos del interior y con ello incrementar las posibilidades de consolidar un verdadero federalismo. Esto contribuye también, a la mejora en la distribución del ingreso regional.

Quien mejor graficó esta situación fue el intendente de Las Parejas (100Santa Fe), quien en un encuentro de parques realizado a fines del 2011, contó que la transformación vivida por su pueblo fue contundente: pasaron de 804 trabajadores metalúrgicos en el 2003, a más de 2.400 en el 2011, alcanzando el 0% de desocupación, y agregó: “Hubo dos personas que cambiaron la historia del país, Juan Perón y Eva Duarte, yo les voy a contar a mis nietos que pude conocer a otras dos personas que le devolvieron la alegría al país: Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner.”

Martin Raposo

@MartinRaposo

© 2010 - 2022 Gestar. Todos los derechos reservados.