7 de septiembre de 2016
Instituto Gestar

Nueva generación de dirigentes Jorgelina Mudallel

Como históricamente ha sucedido el peronismo renueva constantemente sus dirigentes y cuadros políticos. En esta oportunidad presentamos a algunos referentes juveniles, gremiales y políticos de la nueva camada de la provincia de Santa Fe quienes nos relatan sus experiencias de militancia, su opinión de la actual coyuntura política y cómo se iniciaron en la actividad política y gremial.

Por Jorgelina Mudallel (100*)

Cuando miro un poco para atrás, lo puedo ver a mi querido abuelo "Coco" hablándome de Perón y de Evita, de los ferrocarriles de San Cristóbal que eran su vida, del sentimiento que él tenía hacia esas dos personas y de todo lo que le habían dado al pueblo argentino, especialmente a esa parte de la sociedad que estaba olvidada y que no había tenido oportunidades reales hasta el nacimiento del justicialismo. También recuerdo los relatos de mi viejo, cuando me contaba que en los recreos del Colegio Nacional de Santa Fe, él junto a otro amigo,  gritaban “Viva Perón” escondidos y cómo todos buscaban a quienes se atrevían a decir lo que estaba prohibido. O mis tíos y sus reuniones con el Padre Catena, simulando que festejaban cumpleaños, mientras llevaban a cabo reuniones del ERP (100Ejército Revolucionario del Pueblo), hasta que  “trasladaron” al Padre a Buenos Aires, para finalmente matarlo, y los “universitarios” compañeros de mi Tíos tuvieron que irse, algunos desaparecieron, y mis tíos tuvieron que ocultarse y dejar de lado su militancia. Así fui creciendo, entre historias de derechos conquistados, exilios, proscripciones, luchas incansables y un amor incondicional hacia quienes representaban a los laburantes, a los de abajo y de esa forma sentía que mi familia, sin dudas, formaba parte de esa historia. 

Curse mis estudios primarios en el Colegio Sagrado Corazón de Jesús de Santa Fe, donde tuve maestras muy valiosas que nos inculcaron una conciencia social de amor hacia el prójimo, ahí empecé una “mini” militancia en el MEI (100Movimiento Eucarístico Infantil) y posteriormente en el MEJ (100Movimiento Eucarístico Juvenil) llevando a cabo tareas de acción social y sobre todo de concientización de lo importante que era pensar en el otro y de ayudar a quienes más lo necesitaban. Posteriormente,  cuando termine el octavo año, le dije a mi mama que quería ir a una Escuela Pública, que quería usar guardapolvo y que quería ir con varones (100jaja), ya que el colegio primario era solo de mujeres. Después de terminar la secundaria decidí estudiar Sociología, para comprender muchas de las cosas que me desvelaban a diario y en ese camino de decidir "que quería ser cuando sea grande" descubrí  que la Carrera de Sociología, la ciencia que me entusiasmaba en los últimos años de secundaria, se había fundado en  Argentina para estudiar pura y exclusivamente el fenómeno del peronismo. Un fenómeno bien argento, que define y atraviesa la identidad de todos los argentinos, porque nada en nuestro País, o casi nada, se puede explicar sin remitirnos al Movimiento Nacional y Popular más grande de todos. Por eso siempre digo que soy Peronista por herencia y elección… yo elegí ser Peronista, yo elegí formar parte de esa Juventud que decidió transformar realidades gracias a una historia que demuestra que desde que Perón apareció en la escena pública Argentina, primero desde el Departamento de Trabajo, luego desde la Secretaría de Trabajo y Previsión, desde donde emprendió su carrera política más visible, siempre fue el peronismo el que estuvo al lado de los trabajadores, de la clase que sostiene el rumbo de este país  y siempre va a ser el peronismo el que va a reivindicar sus derechos, en sus distintas versiones, pero  con la doctrina y el amor hacia su pueblo. 

Desde chica sentí la vocación de ayudar al otro, primero en el colegio,  después en la iglesia y finalmente ya más grande, y gracias a un Proyecto que enamoraba a mi generación como había enamorado a otras generaciones años anteriores, decidí militar porque entendí que la política era la verdadera herramienta de transformación, el único medio que nos permite darle respuestas reales a las necesidades de las personas. Néstor fue la persona que me hizo entender la importancia de "hacer" para transformar realidades, porque no hay una sola realidad, hay muchas, y como militante asumí la responsabilidad de esforzarme día a día para desde el lugar que me tocara siempre estar con la gente, trabajando para que las cosas sean un poco mejor. Es difícil, pero sé que es la forma que elegí para transitar la vida, y nunca podría dar vuelta la cara ante las injusticias y ante lo que me molesta de esta sociedad.

En las pasadas elecciones presentamos una lista de candidatos jóvenes que me tocó encabezar por decisión de mis compañeros, nos presentamos a internas y salimos terceros de diez listas que habían, y eso nos dio la posibilidad de pasar a conformar la lista de unidad en las generales en un cuarto lugar, quedando muy cerca de poder entrar al Concejo de la ciudad de Santa Fe. Realmente fue una experiencia muy linda y donde aprendimos mucho. Nuestra lista tenía un perfil juvenil y estaba orientada a esa franja etaria por el modo comunicacional que utilizamos, y la oportunidad nos la dio el diputado provincial Roberto Mirabella y el actual senador nacional Omar Perotti, a quienes siempre vamos a agradecer su confianza y coherencia entre lo que dicen y lo que hacen. Muchos sostienen que es momento de los jóvenes, pero pocos son los dirigentes que nos dan la oportunidad de protagonizar y confían en nuestras iniciativas. Ellos sí lo hicieron, a pesar de las críticas, y eso nos permitió tener una experiencia electoral muy positiva. Por eso es importante siempre animarse, luchar por lo que queremos y defendemos, sabiendo  que la perseverancia es lo que nos va a permitir concretarlos.

Hoy soy Secretaria General de la Juventud Peronista de la provincia de Santa Fe. Para mí es un honor inmenso y una responsabilidad gigante que pienso llevar a cabo con todos los compañeros que entienden que estamos al servicio de la gente,  porque abrazamos un movimiento y una causa que tiene como objetivo hacer una sociedad más justa, y  para eso militamos, para eso nos formamos, para llegar a lugares donde podamos tomar decisiones que demuestren que el Peronismo es y siempre va a ser justicialista, estando al lado de los trabajadores y de los que menos tienen. Tenemos la historia del Movimiento Nacional y Popular sobre nuestras espaldas, y debemos estar a la altura de las circunstancias, por respeto a quienes dieron todo por la lucha de un país más justo, y ese es el desafío generacional que tenemos. Prepararnos para afrontar las adversidades que se nos presentan, para poder darle respuestas a la gente, pensando en el futuro, intentando ser mejores día a día,  porque es el compromiso que asumimos como militantes peronistas, luchar por un país socialmente más justo, políticamente más soberano y económicamente más libre. Es nuestro deber volver, y volver siendo mejores, defendiendo lo mejor de nuestro Movimiento y cuando digo eso me refiero a defender todo lo bueno que hicimos y criticar aquello que hicimos mal, corregirlo y mejorarlo, sin nunca perder de vista nuestro objetivo que es estar al servicio de la gente de una manera transparente. Ese es el camino que tenemos que emprender con compromiso, militancia y la certeza de que el Peronismo siempre va a estar junto al pueblo dando respuestas y reivindicando derechos. La historia hoy nos presenta un desafío que estoy convencida que vamos a poder afrontar, y que el “todos unidos triunfaremos” no quede solamente en el canto de nuestra hermosa marcha, sino que realmente sea posible llevarlo a cabo para demostrar una vez más que el Peronismo hace lo que dice y que nuestras luchas son las luchas de todos los argentinos.

(100*) Secretaria General de la Juventud  Peronista de la Provincia de Santa Fe

© 2010 - 2022 Gestar. Todos los derechos reservados.