24 de junio de 2013
Instituto Gestar

PRO.CRE.AR., un año construyendo sueños

Es por ello que desde 2003 a la actualidad se implementaron trece programas de vivienda que han logrado concretar más de un millón de soluciones habitacionales. Asimismo, el 12 de junio de 2012 se lanzó el Programa de Crédito Argentino del Bicentenario para la Vivienda única Familiar -PRO.CRE.AR-, cuya misión principal es continuar ofreciendo soluciones habitacionales a miles de familias argentinas.


Al realizar una evaluación del programa a un año de su implementación resulta sorprendente la magnitud del mismo y los impactos en el círculo virtuoso que combina acceso a vivienda, impulso al empleo, a la producción, al consumo y a la inclusión. PRO.CRE.AR posee dos grandes líneas de créditos: una destinada a familias que ya disponen un terreno propio donde construir (100o están en condiciones de adquirirlo en el corto plazo) y otra que incluye el desarrollo de proyectos urbanísticos para quienes no poseen terreno. Dentro de la primera línea también existe la posibilidad de acceder a créditos para ampliación, terminación y refacción de viviendas para quienes ya posean una.
Los seis sorteos y tres repechajes realizados en este primer año ya beneficiaron a más de 123.000 familias, de las cuales 28.691 ya se encuentran construyendo su vivienda, mientras que 77.049 están iniciando los trámites de presentación de carpeta en el Banco Hipotecario (100aun siguen ingresando carpetas del primer sorteo). Estas casi 30.000 viviendas implican una inversión de aproximada de $10.031 millones, de los cuales $7.631 millones (10076%) fueron aportados por el Estado Nacional a través de PRO.CRE.AR y $2.400 millones (10024%) proviene de ahorro genuino de las familias (100que realizan un aporte extra para terminar su casa tras obtener el crédito). Es importante mencionar que pueden otorgarse créditos hasta por $350.000 a una tasa de interés fija durante los primeros cinco años que presenta una relación inversa con el nivel de ingresos familiares (1002% para quienes poseen ingresos menores a $5.000 mensuales, 7% para quienes tienen ingresos entre $5.000 y $10.000, 10% entre $10.001 y $15.000 y 11% hasta $20.000) y que a partir del sexto año la tasa se ajustará por el coeficiente de variación salarial con topes anuales entre el 4% y el 16%. De acuerdo a los datos observados para los créditos ya otorgados el monto promedio fue de $266.068 con una cuota promedio de $2.524 y a un plazo estimado de 22 años. El ingreso neto familiar promedio de las familias beneficiadas es de $8.153, la edad promedio de los titulares del créditos es 35 años y la cantidad de miembros promedio por familia es de 3,3 personas, lo cual es indicio de que muchas familias jóvenes están accediendo a su primera vivienda a través de créditos hipotecarios a los que muy difícilmente hubieran podido acceder mediante créditos bancarios del sector privado.
La línea de ampliación, terminación y refacción de vivienda, ya benefició a 7.000 familias, proponiendo así una solución a uno de los principales ejes de la problemática habitacional que es justamente la necesidad de refaccionar la casa. Según estudios especializados, dos tercios de las carencias habitacionales del país se explican por familias que ya tienen viviendas pero necesitan readecuarlas.
Por el lado de la línea sin terreno, son obras que se realizarán en terrenos fiscales (100cedidos por el gobierno nacional, provincias y/o municipios). La inscripción comenzará en julio próximo, aunque ya hay 25 desarrollos urbanísticos adjudicados que prevén la edificación de 9.390 viviendas, mientras que 87 predios están proceso de adjudicación a las firmas desarrolladoras, donde se estima la construcción de 23.743 hogares más.
Además de abordar la problemática habitacional, con este programa se impulsa el sector de la construcción. Si sumamos las 28.691 viviendas con terreno que ya se están construyendo y las 33.133 que se construirán en tierras fiscales, totalizan 61.824 viviendas que crean directa e indirectamente más de 140.000 puestos de trabajos anuales y demandan una enorme cantidad de materiales (100110 millones de ladrillos, 1,25 millones de toneladas de cementos y 50.000 toneladas de acero). Además, tiene un enorme impacto en la economía dado que se estima que cada peso invertido en la construcción tiene un efecto multiplicador de $2,2 en el PBI.
Merece la pena destacar que todos los sorteos son realizados por Lotería Nacional y se trasmiten en vivo y sin cortes por la Televisión Pública lo cual garantiza una absoluta transparencia y confiabilidad y la eliminación de gestores o intermediarios innecesarios que puedan intervenir en la inscripción.
La Presidenta subrayó que “estamos recuperando algo muy importante para los argentinos, que es el esfuerzo para hacer nuestra casa, pero además tener alguien que nos ayuda, que es el Estado”. El camino que se empezó a transitar en 2003 propone recuperar la articulación entre el Estado y la familia, una cultura que habíamos perdido y estamos recuperando en muchos frentes. El acceso a una vivienda digna es uno de ellos.
Alejandro Calabria
@aacalabria

 

© 2010 - 2022 Gestar. Todos los derechos reservados.