29 de julio de 2016
Instituto Gestar

Pymes: La estrategia de la “no estrategia” de Mauricio Macri

Por Pablo Kosiner*

Cuando al jefe de Gabinete del gobierno nacional, Marcos Peña, se le consultó sobre  las medidas abruptas que han tomado en materia tarifaria respondió con un: “estamos aprendiendo”.

Lo mismo sucedió con distintas medidas de gobierno que ha ido tomando el gobierno de Mauricio Macri, de las que luego parecen retractarse. ¿Es verdaderamente este un gobierno que no tenga estrategia? ¿Estamos ante un gobierno donde reina la improvisación? Es la idea que comienza a instalarse en distintos espacios de discusión política.

Dentro de la comisión de Pequeñas y Medianas Empresas (100pymes) que presido en la Cámara de Diputados empezamos desde el mes de marzo a recibir a distintas organizaciones y cámaras que aglutinan a empresas del sector. Queríamos escucharlas. Desde ese mes se notaba una problemática creciente en la situación de emergencia que viven. Situación que fundamentalmente se origina por la afectación del mercado interno, por la caída del consumo, el aumento de costos, el impacto de las tarifas, aumento de alquileres, excesivas tasas de interés que afectan el crédito y la inversión, y la situación puntual de un freno en la inversión pública.

Si nosotros tomamos la encuesta industrial de CAME, podemos ver que la producción de las pymes industriales en el mes de mayo ha caído el 5,2%, la mayor caída en 17 meses. Sólo el 14,4% de las pymes tuvieron crecimiento y el 60% terminaron en baja. El aumento de los costos de producción ha crecido el 5,5% y, de ese crecimiento de los costos de producción, se ha trasladado el 62% a precios. El 78% de las pymes no tienen plan de inversión y sólo el 10% han definido desembolsos. Y, claramente, un tema que han planteado las distintas organizaciones es la caída en las ventas minoristas, el 9,2%. Estos son datos objetivos de la realidad.

En este contexto, aprobamos en la Cámara de Diputados a fines de junio una ley de fomento e incentivo para Micro, Medianas y Pequeñas empresas (100MiPymes) que, tras un arduo debate, llegamos a consensuar las distintas fuerzas políticas y que fue bien recibida por el sector. Es cierto que una ley brinda herramientas para intentar disminuir el impacto de las malas decisiones de gobierno, pero mientras las medidas sigan siendo las mismas, es muy difícil que ésta por sí misma solucione la situación. Es el Gobierno Nacional el que tiene la responsabilidad de volver a generar condiciones del crecimiento en la Argentina.

La crisis en las pymes genera indudablemente un alerta latente: está en juego el trabajo de los argentinos, pues este sector es el de mayor generación de empleo. Y cuando el trabajo está en juego, lo está también el destino del país.

La Argentina necesita volver a crecer para entrar definitivamente en una etapa de expansión. Pero para eso necesitamos un plan estratégico, un programa industrial, y la convicción de achicar las brechas de desarrollo internas en nuestro país.  Parece que vamos en el camino contrario.

Pues creo que no estamos frente a un gobierno improvisado. Estamos frente a un gobierno de neto corte liberal que esconde detrás de sus “errores” su verdadero objetivo: beneficiar a los grandes grupos de poder, achicar el Estado y entrar en la lógica de la “mano invisible” del mercado sin importar quién quede fuera del sistema. Estamos ante un gobierno que toma la lucha contra la inflación como un objetivo en sí mismo y no como herramienta de la política económica, a tal punto que opta por el congelamiento de la economía en vez del aumento de la productividad. Y todo lo hace bajo una aparente falta de planificación. Una estrategia de la no estrategia que perjudica a lo más sagrado que tenemos que defender como Nación: el trabajo de todos y cada uno de los ciudadanos.

(100*) Diputado Nacional. Presidente del Congreso del PJ Salta.

© 2010 - 2022 Gestar. Todos los derechos reservados.