24 de octubre de 2011
Instituto Gestar

Un pueblo feliz

 

Otro dato histórico es que Cristina es la presidenta con mayor legitimidad desde el retorno de la democracia, superando el récord de Raúl Alfonsín que en 1983 había alcanzado el 51,75% de los votos. Y además es la presidenta que más distancia le ha sacado al segundo candidato (100Binner): más de 37 puntos. No quedan dudas que el pueblo se ha volcado en masa a legitimar un proyecto nacional transformador, federal, inclusivo, profundamente igualitario y con visión de futuro. Las políticas de industrialización, inclusión social, fomento de la educación, la ciencia y la tecnología, de generación de empleo y de ordenamiento de las cuentas públicas con crecimiento sostenido desde 2003. En otras palabras, el pueblo ha elegido a un gobierno profundamente peronista, que ha puesto en lo más alto de nuestra realidad las 3 banderas históricas del movimiento.

El domingo ganó la política, el ejercicio concreto de la gestión para nunca perder la iniciativa política, aún en momentos adversos. Y sin lugar a dudas, todo esto se lo debemos a Cristina y principalmente a Néstor Kirchner, que fue recordado por la presidenta con enorme emoción y fundamento: “Quiero agradecerle a alguien que ya no me puede llamar más, pero que es el gran fundador de la victoria de esta noche. Porque yo no me la creo, nunca me la creí, ni pienso hacerlo. Sin él, sin su inconmensurable valentía y coraje, sin las cosas a las que él se atrevió, hubiera sido imposible llegar hasta aquí”.

Repasando los números que implica esta impresionante victoria, Cristina Fernández de Kirchner se ha impuesto en 23 distritos de 24, perdiendo solamente en San Luis, pero mejorando el porcentaje registrado en las elecciones primarias en esa provincia, de la cual el Frente para la Victoria ha conseguido un senador nacional, el intendente de la Capital y posiblemente un diputado nacional. Además, las 8 gobernaciones que ponía en juego el Frente para la Victoria se han obtenido nuevamente: Buenos Aires, Jujuy, Formosa, San Juan, Mendoza, Santa Cruz, La Pampa y Entre Ríos.

Teniendo en cuenta algunas particularidades que hablan a las claras del alto nivel de legitimidad y aceptación de Cristina, se ha impuesto en 134 de los 135 municipios de la provincia de Buenos Aires; además que también ha recibido el apoyo de todos los mandatarios que integran la UNASUR.

Pensando en el Congreso que se viene, los resultados también son muy alentadores: en la Cámara de Diputados el Frente para la Victoria tendrá un bloque de 113 diputados y contará con el apoyo seguro de 17 aliados, a los cuales se le podrían sumar más; en otras palabras, se volverá a contar con quórum propio para el tratamiento de las leyes que se impulsen. El panorama del Senado se mantendrá igual, con un bloque de 31 legisladores y el apoyo de 4 aliados y 4 senadores que últimamente vienen acompañando las iniciativas del gobierno. Además será presidente del cuerpo Amado Boudou que ha manifestado su lealtad desde la campaña política y recuperará nuevamente la voz del Ejecutivo en el Senado.

Para GESTAR es un enorme orgullo haber formado parte de la campaña en la que se han visitado 14 provincias, Más de 30 municipios; se ha brindado apoyo a los candidatos a través del Proyecto Argentina 2020; se han elaborado campañas digitales resaltando los principales logros de la gestión y a través de “Fiscales de tu Voto” hemos colaborado con la formación de 2180 formadores de fiscales para cuidar los votos del Frente para la Victoria.

Según las palabras de la presidenta, viene una etapa de profundización de las políticas de inclusión en nuestro país y la continuidad de este proyecto nacional que podrá seguir concretando las transformaciones en un tercer período. A la emoción por la reelección Cristina se suma el compromiso de una generación de jóvenes con las ganas y capacidades para seguir haciendo en estos cuatro años de Argentina un país más igualitario.

En definitiva, la política ha vuelto a ser vista positivamente por la ciudadanía, se ha recuperado la Plaza de Mayo para el festejo: en 2001 era el lugar para manifestar la bronca ante la aplicación de políticas regresivas, luego para conmemorar fechas y hacer lugar a reivindicaciones históricas. El domingo volvió a ser el espacio para la expresión de un pueblo feliz.

Pablo Salinas

@SalinasPabloJ

© 2010 - 2022 Gestar. Todos los derechos reservados.