15 de agosto de 2011
Instituto Gestar

Verdaderamente el “Frente para la Victoria”

Como decimos siempre desde Gestar, esto no es fruto de la casualidad, es haber premiado un gobierno que ha construido una escuela cada 3 días de gestión, que ha saldado su deuda con el FMI, que ha logrado que Argentina sea el país que más ha crecido económicamente en el continente desde 2003, que ha recuperado la política de derechos humanos, que implementó la asignación universal por hijo, que le dio netbooks gratis a más de un millón de estudiantes secundarios, que revalorizó la escuela pública, que repatrió a más de 800 científicos, que está reindustrializando la patria… Podríamos seguir todo el día y no nos alcanzaría (100y no es exageración).

En pocas palabras, en política las casualidades no existen y lo que ha ocurrido el domingo es que se eligió a la fuerza política que decidió poner los caballos delante del carro, o en otras palabras, la política por encima de cualquier cosa. Es así y solo así como Argentina camina desde 2003 siendo una patria libre, justa y soberana; queriendo ser y profundizar un modelo para ser aún más libres, justos y soberanos.

Mucho es lo que se dijo previo a estas elecciones primarias, que no iban a concurrir los electores, que iba a ser un lío, que iba a haber problemas, que estas elecciones no definían nada, entre otras barbaridades. Lo cierto es que nada de esto ha pasado y fue a votar el 77,82% de los empadronados, más que las presidenciales de 2007 y las elecciones legislativas de 2009. Del resto de los dichos agoreros, nada ocurrió, no hubo problemas, nadie duda de la legitimidad de las primarias, no hay denuncias de fraude, etc.

La contundencia del triunfo es tal que se ha ganado en 23 de los 24 distritos de todo el país. Esto sirve para contrarrestar aquellas cosas de las que muchos hablaban; por caso, la existencia de un cierto “voto del campo” en contra de este proyecto: en las 5 provincias de la zona núcleo productiva se ha ganado: Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos y La Pampa. Otros de los mitos clarificados, la personalidad de los candidatos: Alfonsín perdió en Chascomús, Duhalde en Lomas de Zamora, Binner ganó por solo 4.600 votos en Rosario pero perdió en Santa Fe, la lista de De la Sota a diputados nacionales en Córdoba ha obtenido poco más del 7% de los votos, el partido de Pino Solanas no competirá en las elecciones nacionales, en la Ciudad de Buenos Aires solo se ha perdido en 3 comunas y en el global se ha ganado en las categorías de presidente y diputados nacionales.

Con respecto a mirar lo que vendrá, es muy probable que muchas intendencias de la provincia de Buenos Aires en manos de la oposición sean ganadas por el Frente para la Victoria. Si se analizan las elecciones legislativas, de los 69 diputados que pone en juego el FPV más su esquema de aliados nacionales se obtendrían 86 bancas (10017 bancas por encima de todas las que vencen mandato). Si se mira el Senado el panorama también es alentador: de las 16 bancas que se ponen en juego, se obtendrían 17 (1001 más por encima de todas las que vencen mandato); lo que significa en otras palabras que se lograrían 17 bancas sobre 24.

Más allá de los datos, lo que sobresale de estas elecciones son dos conclusiones principales: 1) el sistema de primarias ha funcionado muy bien, provocando una aceptación popular impresionante (100casi 8 de cada 10 electores ha ido a votar); y 2) Cristina Fernández de Kirchner ha salido fortalecida y ha revalidado los 4 años de gestión en donde Argentina avanza a paso firme hacia un país más igualitario, donde la redistribución del ingreso sea una realidad; hacia la patria de la educación, la industrialización y la mirada de futuro.

Ahora tenemos que trabajar con más fuerza que nunca para revalidar este apoyo el 23 de octubre, para seguir construyendo este país modelo en la región y para que a todos los candidatos del proyecto nacional triunfen en las elecciones generales. El desafío es grande, lo alcanzado algo muy bueno, lo que vendrá algo mucho mejor.

Pablo Javier Salinas

@SalinasPabloJ

© 2010 - 2022 Gestar. Todos los derechos reservados.