25 de julio de 2014
Instituto Gestar

YPF: trabajo, integración nacional y transformación cultural en marcha

por Liliana Mazure

Diputada nacional FPV, Capital

Hace dos años la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, tomó la decisión estratégica y primordial en lo que hace a la soberanía de nuestro pueblo: recuperar Yacimientos Petrolíferos Fiscales para todos los argentinos. Como diputada nacional del Frente para la Victoria, he tenido el orgullo de ser partícipe de la culminación de este proceso histórico con la ratificación del acuerdo con Repsol. El objetivo prioritario que nos fijamos de alcanzar el autoabastecimiento energético tiene la mejor herramienta para alcanzar ese objetivo: YPF, nuestra empresa de bandera nacional.

Además de consagrar seguridad jurídica popular en el manejo de nuestros recursos y las inversiones que vendrán, quiero destacar particularmente la inmensa transformación cultural que se está llevando adelante en la YPF nacionalizada y que nos hará plenamente soberanos. Se están sumando nuevos activos simbólicos sobre la base de la recuperación de la identidad, la confianza y el liderazgo en el marco de un proyecto político fuerte a través de una de las principales herramientas de transformación que detenta la empresa: la Fundación YPF.

¿Por qué resulta tan importante destacar esta transformación? Porque la historia reciente del mundo nos indica que los países ricos en recursos naturales corren el riesgo de ser avasallados. Por esto mismo no podemos menos que sentir horror cuando vemos cómo las grandes metrópolis del poder mundial y sus aliados estratégicos, en el afán desmesurado por perpetuar su sistema, son capaces de saquear, literalmente, los recursos naturales donde sea que estos se encuentren; y es así que los vemos invadiendo países, sometiendo a su voluntad a Estados soberanos, fomentando y financiando guerras intestinas, aplicando sanciones monetarias, infiltrando economías o, en muchos casos, llegando a los extremos de mutilar a generaciones enteras de gente inocente, como han hecho y siguen haciendo en Afganistán, Libia e Irak.

Las petroleras no operan en soledad, sino que sus propósitos mayoritariamente son viables porque gozan de la complicidad de algunos ciudadanos y de miembros de los establishment locales que no tienen ningún reparo en ser colaboracionistas en la sumisión de sus propios países, aunque en sus argumentos expresen todo lo contrario. Lo que en pocas palabras quiere decir que estamos protegiendo a la Argentina de sus enemigos externos como de los internos mediante la paz, la creatividad y el trabajo.

Una de las primeras cuestiones en las que se concentró la gestión de Miguel Galuccio fue en el capital humano de la empresa, en la revalorización de sus trabajadores y de sus familias, postulando la emancipación económica y política, y asumiendo roles activos en la educación y la integración de las comunidades.

En ese marco, la empresa estableció una política de seguridad de los trabajadores. Ya en 2012 se diseñó y se puso en marcha el Sistema de Gestión de Calidad, Salud, Seguridad y Medio Ambiente de YPF, el más ambicioso de su historia. En solo 7 meses se capacitó a más de 41.700 trabajadores a lo largo de todo el país empleando a más de 220 instructores especializados, y para fines de 2013 se completó el entrenamiento de la totalidad de los 45.000 trabajadores.

Si tomamos como indicador la incorporación de equipos de perforación, podemos dimensionar el efecto dinamizador que está teniendo la actividad de YPF en las provincias productoras. Por cada equipo de perforación, se estima que se suman 100 empleos entre directos e indirectos. Y la empresa, en tan solo dos años, sumó 48 equipos a sus operaciones. El empleo en no convencionales crecerá un 450% este año.

Otro de los objetivos esenciales de la nueva gestión es su proyecto “Educar para la energía” desde el cual se está formando una nueva generación de profesionales en la materia por medio de tres ejes: la enseñanza de calidad, la industria y las nuevas vocaciones.

En 2013, las inscripciones en Ingeniería en Petróleo se duplicaron respecto a 2012. En articulación con el Ministerio de Educación de la Nación, se instauraron nuevas carreras y tecnicaturas en diferentes universidades nacionales como las de la Patagonia Austral, de Jujuy y del Comahue, la Tecnológica nacional y la Arturo Jauretche, de Florencio Varela.

A la fecha, también se becaron más de 140 jóvenes en universidades nacionales y del mundo para alcanzar la excelencia académica en educación superior energética.

Además, producto de la articulación política con las diferentes instituciones del Estado Nacional y en alianza con la Jefatura de Gabinete de la Nación, se incorporaron como Ciudades Sustentables y Planificadas a Añelo, en la provincia de Neuquén, y Las Heras, en la provincia de Santa Cruz. Ponemos en práctica el desarrollo sustentable, marcando fuertes diferencias con las anteriores gestiones de YPF.

Esto significa consolidar políticas públicas que están hoy en las antípodas de la Conquista del Desierto, que tanto marcó con sangre y apropiaciones voraces la historia de nuestro país. YPF Argentina construye con inclusión y protagonismo de todos los argentinos.

En Las Heras se está implementado un proyecto integral para que los jóvenes del lugar puedan educarse y desarrollar sus capacidades en su propia ciudad. La formación de oficios y la reconstrucción de entidad juegan un rol esencial para los jóvenes que viven en los pueblos petroleros. Un ejemplo de esto es el entrenamiento que realizaron los jóvenes de Las Heras con el grupo Choque Urbano. Ninguno de ellos olvidará el show en Tecnópolis con la participación de más de 300 habitantes de esa ciudad.

Asimismo, desde la Fundación YPF se ideó el programa “Sembrar las vocaciones”. En solo un año, más de 27.000 jóvenes menores de 18 años se acercaron a los stands que YPF instaló en ferias y exposiciones de todo el país.

Las actividades de promoción social se reproducen en todos los pueblos petroleros: Cañadón Seco, Caleta Olivia, Zapala, Plaza Huincul, Añelo, con miles de jóvenes movilizados y participando de actividades culturales o deportivas que fomentan su integración.

Conocer y difundir esta faceta forma parte de nuestra labor política en la gran transformación cultural que se produce en la Argentina, la cual construye nuestra identidad nacional y regional retomando así el legado de soberanía política de Yrigoyen, Mosconi y Perón. Que será plena cuando hayamos incluido todas las voces y todas las historias. Con una nueva base de universalización de derechos, con inclusión, en paz, crecimiento y soberanía política, económica, energética y cultural.

© 2010 - 2022 Gestar. Todos los derechos reservados.