4 de mayo de 2012
Instituto Gestar

YPF: Una Nueva Etapa del Proyecto Nacional

El impacto de esa histórica decisión quedó demostrado en varios aspectos, uno de ellos es la inmensa cantidad de adhesiones que cosechó la propuesta de recuperación de YPF en el Congreso Nacional, primero en Senadores el proyecto obtuvo 64 votos positivos contra 4 «no positivos» y anoche en Diputados la balanza se volcó 208 votos a favor, 32 en contra y 5 abstenciones. Lejos de simplificar la política a desnudos resultados del modo de competencias deportivas, es necesario destacar que propuestas de esta índole adquieren magnitud porque son decisiones de gobierno tomadas en total armonía con los intereses del pueblo y en línea con el proyecto de país que queremos la mayoría de los argentinos.

Otra clara señal es el apoyo que recibió Cristina Fernández por parte del sector más joven y activo de la población. Ayer emocionaba ver pibes muy jóvenes en la Plaza y en el recinto comprometidos con lo que finalmente entendimos como la recuperación de recursos naturales estratégicos de cara al futuro, de cara a los próximos 10, 20 o 30 años cuando la mayoría de esos jóvenes estén en edad de cargar nafta, pero sobretodo, en edad de conducir los destinos del país, como hoy lo hace Cristina Fernández. Esto también nos pone en claro que los sub 40 en argentina dejamos de ser una promesa de futuro para ser protagonistas de la transformación de un presente real y concreto en un país que finalmente tiene un rumbo.

Evidentemente tomar la pluma y escribir la agenda coloca a Cristina en el rol de líder real de todo el pueblo, más allá de banderías políticas, con una visión única de las verdaderas necesidades del país. Se ha dicho más de una vez que en política no solo es importante tener buenas ideas, sino poseer la capacidad de llevarlas a cabo. El coraje es parte central de esa capacidad, pero hay también algo más difícil y que hoy lo tienen nuestra conductora: la habilidad de crear las condiciones y adaptar las decisiones al contexto adecuado para lograrlo. Por eso este proyecto Nacional y Popular es un modelo de país que no puede detenerse, porque desde 2003 Néstor Kirchner inició un largo camino que transitamos para poder llegar hoy a expropiar YPF. Porque no dudó en enfrentar a los grupos de poder concentrados sino que logró alinear las fuerzas suficientes para no arrodillarnos ante el periodismo cipayo que sigue hasta hoy con una postura destituyente, pero esta vez la oposición no se sumo a la jugada mediática y votó de acuerdo a sus convicciones, algo que la Presidenta sugirió en aquel inicio de sesiones a principios de 2012.

Esta es una etapa superadora de la política en Argentina, podremos recordar este día como el día en que las fuerzas políticas se unieron para votar en conjunto a favor de los intereses de su pueblo y que los grupos concentrados de poder atacaron esas decisiones, porque claro las decisiones favorables para esta generación y para futuras generaciones de argentinos como lo es la soberanía energética no están de la misma vereda que la de ellos.

De cara al futuro se viene un inmenso desafío, el de gestionar en forma exitosa YPF y ésta no es una cuestión menor. Llevar a buen puerto una empresa de producción de la envergadura de YPF, la mayor empresa del país, que tiene impacto directo en la sociedad es lo que debe enfrentar el gobierno, pero es también un desafío de toda la sociedad. Hay que comprender que los resultados del gerenciamiento se van a poder medir en el mediano plazo, ahí tampoco debemos dejarnos marcar la agenda por las embestidas de los enemigos del pueblo que no van cesar.

Candidatos capaces y comprometidos para conducir la empresa no van a faltar, porque nuestro país tiene una tradición importante en la industria y contamos con muchos profesionales con verdadero compromiso con el país. Incluso esta es la oportunidad para que algunos que están haciendo una carrera exitosa en el exterior regresen a la Argentina: porque nadie se quiere quedar afuera del momento histórico y todos quieren hacer su aporte a la grandeza de nuestra patria.

Si hay algo que dejó claro el debate en la sociedad es que no es tan importante que una empresa que gestiona recursos naturales estratégicos sea total o parcialmente del Estado o privada, lo que importa es que su conducción esté alineada con los intereses nacionales. En caso que no sea así, esta semana quedó muy claro que contamos con un gobierno liderado por una Presidenta que tiene todos los atributos de una estadista y las convicciones necesarias para defendernos a nosotros y también al futuro de nuestros hijos.

Martín Valli

© 2010 - 2022 Gestar. Todos los derechos reservados.